Apuntes sobre «Elogio del riesgo» de Anne Dufourmantelle / Lucía Mazzinghi

No hay comentarios

«Elogio del riesgo» para los que nos retenemos en la vida

CUARTA PROSA

¿Cómo no interrogarse acerca de lo que adviene de una cultura que ya no puede pensar el riesgo sin convertirlo en un acto heroico, una locura pura, una conducta apartada de las normas?

El nombre de la autora de Elogio del Riesgo gana fuerza de mito cuando se conoce la manera en la que murió en el año 2017 al zambullirse en el mar para tratar de rescatar a dos chicos que se ahogaban en una playa de la Riviera Francesa. Los chicos se salvaron, Dufourmantelle no. Tal vez arriesgar la vida sea, para empezar, no morir. Morir en vida, bajo todas las formas de renuncia, de la depresión blanca, del sacrificio. Arriesgar la vida, en los momentos clave de nuestra existencia, es un acto que nos rebasa. Todo acto nos rebasa e incluye el desconocimiento, incluso el de la propia muerte.

El riesgo tal como entiendo que se…

Ver la entrada original 896 palabras más

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s