Cuidado y merecimiento.

No hay comentarios

Su espacio emocional era inmenso, excesivamente voluble y susceptible ante los gestos ajenos. Su inercia la com-pasión, esa capacidad de padecer con el otro por su sensibilidad empática. Y, coherentemente, la disponibilidad para sostener a los que sabía que estaban sufriendo, haciendo lo que fuese necesario para el otro. Sin embargo, esta naturalidad con la que lloraba con los demás acabó dañándola con tal reiteración que se sintió menospreciaba, utilizada y sola. No se ofrecía y acompañaba al otro como si fuese una transacción: te doy, para que tú me des. No obstante, cuando experimentó la escasa empatía de muchos hacia ella, y la incapacidad o voluntad de atender a su propio dolor cuando se retorcía en silencio, lo condujo a una decepción, y soledades infinitas. Hay quien considera que son las expectativas desmedidas de quien se desencanta la causa de su frustración. Pero si imaginamos a alguien que sitúa el dolor ajeno por delante del propio y se sobrepone para estar al lado del que clama, tal vez entonces podamos entender que cuando esa persona siente ese sufrimiento agudo espera que alguien se aperciba, le tienda la mano y se compadezca -en el sentido originario usado anteriormente-. Cuando ese anhelo solo es invisibilidad perpetua, deberíamos entender que la persona emocionalmente grande, se sienta anclada en la soledad más absoluta. No reclama, no pide. Ante acumula dolor, desengaño que acaba convirtiéndose en resentimiento y en su incapacidad de confiar en nadie. Paradójicamente, su mayor cruz es que cuando vuelva a captar el sufrimiento ajeno, acudirá nuevamente rauda, considerando que ese no es el momento para desembuchar lo acumulado. Así, que se reinicia el ciclo como si se hallase enredada en un laberinto del que su sensibilidad no le permite escapar. Algún día, lo hará, sin despedirse, llegada la hora final.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s