Escatimamos esfuerzos por fatiga, nunca menguados de coraje.