Etiquetas

, , , ,

Si la Justicia no puede equilibrar la situación de desigualdad producida –incluyendo aquellas en que hay agresor y víctima- no hay compensación y no cabe justicia alguna. Entonces solo resta la ley del talión o la aceptación de la injusticia eterna.