Etiquetas

, , , , ,

Sospecho que hay colectivos cuya presión pretende hacer de la excepción la norma. Que se exija respeto y no discriminación para los transexuales, gay y grupos similares que desconozco, no implica que la realidad de este colectivo deba imponerse como lo habitual y mayoritario porque a mi entender desvirtúa los hechos. Hay humanos que se sienten mujer y nacen con el cuerpo de hombre, y otros que nacen sin un riñón y no por ello podemos dejar de decir que los humanos tienen dos riñones. La Sociedad debe facilitar los medios para que estas persones puedan desarrollar una vida plena como mujeres u hombres, aquello que decidan teniendo en cuenta su discrepancia entre su identidad subjetiva y su genitalidad. Pero no por ello dejaremos de explicar en anatomía a los niños la correspondencia biológico-cultural entre el sexo y el género,  pudiendo mencionar los casos de transexualidad si el contexto lo hace adecuado. De igual manera que al hablar de sexualidad se incluirá la homosexualidad.

Aunque en la actualidad no sea políticamente correcto adoptar una actitud crítica con algunos movimientos, me parece contribuir al engaño paradójicamente, crear un estado de la cuestión en que lo minoritario parece mayoritario y norma asumida como tal en la sociedad. Crear más confusión a la ya compleja realidad en que vivimos no nos beneficia.

Seguramente hay muchos más niños en situación de pobreza que transexuales teniendo que asumir y decidir sobre su género o su transformación sexual. Sin embargo, no hay colectivo interesado en hacer de esa situación un mal preeminente  en los niños españoles, y por el contrario es una situación cada vez más silenciada. ¿Son la mayoría? No. ¿Diremos que los niños españoles son pobres? Tampoco. Aunque el ejemplo no atañe a algo que se deriva de la propia naturaleza, sirva para mostrar que lo excepcional lo es, y no por ello merece menos respeto, pero no debe servir para confundir.