Etiquetas

, , , ,

Hay palabras que, aunque se muestren oportunas, denotan la hipocresía que busca satisfacer expectativas. Son pronunciadas con tal debilidad que no consiguen enmascarar la actitud que se niega, porque son escasas, sin contundencia, sin convicción, solo nombradas. Así, sin pretenderlo, desenmascaramos algo oculto y auténtico que no se nos quiere expresar, por razones ignotas que crean desasosiego.