Etiquetas

, , , , ,

Desubicados en una corrala del barrio de Lavapiés, un universo étnico-cultural diverso y pobre, aumentamos el colorido del paisaje. Acogidos como uno más, coreando el fracaso de los alemanes en su partido de champions –creo que era una causa común- se vuelve a evidenciar algo que nadie revela en sus grandes artículos de opinión de los diarios: en los barrios  marginales que es donde se produce de facto la convivencia multicultural se generan conflicto, pero también los mayores ejemplos de capacidad de convivir y aceptar la diversidad. Lo demás son teóricos sentando cátedra sobre lo que no tiene ni idea.