No hay olvido

No hay comentarios

El olvido suele ser una quimera que con afán se torna obsesivo y con desdén una añoranza melancólica. No existe pues olvido a base de voluntad, ni por motivo. La memoria arropa con apego lo que sería deseado amnésico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s