Etiquetas

, , ,

Conforme la vida contituye un trazo rasgado con esfuerzo, las generalizaciones son verbalizaciones despersonalizadas y, por ende, agravios. Ya no podemos acomodarnos al “todos somos X”, sin sentir nuestro proceder particular ninguneado; porque cuando la vida posee naturaleza propia y se ha singularizao no merece, por dignidad, ser sin criterio evacuada en el saco de la mediocridad.