Etiquetas

,

A veces es más benévolo un nihilismo pasivo que un romanticismo trasnochado.