Etiquetas

,

Quién  no se ha descubierto, en alguna ocasión, como un esperpento patético de sí mismo, desinhibido, a-culturado y salvajemente diáfano.