Tutelaje

El rol que desempeñamos en la relación con el otro puede inhabilitarnos para emitir ningún tipo de juicio moral sobre su conducta. Ayudarle a comprender las causas y motivos de esta, le llevarán a intentar inhibirla o a reincidir por voluntad. Lo relevante es que sea por decisión y no por impulso. Esta labor, en principio tan aséptica, lleva al individuo a revisar entre sus motivos para actuar sus propias creencias morales. En consecuencia, es una forma no intrusiva de que el sujeto lleve a cabo un proceso de introspección tutelado para dirimir por qué causas y en qué sentido quiere orientar sus acciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s