Etiquetas

, ,

Nadar, o casi flotar, en aguas infinitas se asemeja a la degradada existencia de los excluidos del mundo. No es, por tanto, metafórico que tantos mueran engullidos por el mar en nuestros días.