Etiquetas

,

Rodeamos lugares que no nos pertenecen, por no abandonar todo lugar. Sin embargo,  la naturaleza dota a cada ente de ser, siendo el lugar justo que ocupa consustancial –como la physis griega- de tal manera que si merodeamos por no reconocer el lugar que francamente ocupamos, de facto perdimos lo que éramos y toda posibilidad de ser.

Y es que un Cosmos es un todo ordenado en el que cada cosa es en función del lugar que ocupa en el conjunto. Así ser pareja se ajusta de distintas maneras, pero siempre bajo un encuadre dentro del orden, que puede integrar incluso lo socialmente despreciado, puesto que es.