Miseria

Pulicado el 29 de 2016 en este blog

Expuesto en el exterior de un escaparate como la hiriente paradoja, entre los harapos cubiertos por un sobretodo negro, extraído de un contenedor de basura, sentía el vello erizado y la piel trémula. Sabía que la vida se le había ido antes de morir, y era tan pobre que no esperaba absolutamente Nada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s