Etiquetas

, , , , , ,

Un anuncio publicitario que hace añicos la dignidad de los que padecen trastornos y enfermedades mentales, de la marca CAMPOFRÍO que se siente “avalada” por la participación de personajes mediáticos del mundo del arte y la política como Carmen Maura, Serrat, Baltasar Garzón, Dani Mateo, entre otros, despierta ampolles en los sectores afectados.

El spot se inicia situando la acción en una especie de Castillo a las afueras de la Ciudad, aislado –no sea que los enfermos molesten o incordien a los cuerdos- con imágenes del jardín en el que se pueden ver a un número impreciso de enfermos, todos con camisa de fuerza –por la agresividad y la peligrosidad connatural a todo trastorno mental- escena tras la cual aparece la enfermera –Carmen Maura- que con ese tono de frivolidad almodovareño, va soltando perlas como “aquí están todos desquiciados”, “están chiflados” y padecen una “hipérbole emocional”. En definitiva, un intento de banalizar la salud mental como si fuera una cuestión exclusivamente de descompensación emocional entre el amor y el odio, a la vez que, en consecuencia, quien la padece debe estar blindado con algo que físicamente le impida atacar a los otros.

Todo un despropósito que arrasa de cuajo no solo con la dignidad de los enfermos, sino también con los años de lucha de muchas organizaciones contra el estigma social de la enfermedad mental. Supongo que se han quedado a gusto con este regalo de navidad a todo un colectivo vulnerable. Solo desear que el año nuevo les pague con la  misma generosidad.

Por último expresar mi asombro y mi decepción hacia esos personajes mediáticos que, acaso por ignorancia, se han prestado a contribuir en este esperpento imaginario que puede contribuir a retroceder lo poco que se hubiera avanzado.