Etiquetas

, , ,

En el deterioro de la materia constatamos el transcurso del tiempo y esta fugacidad carente de entidad que mencionamos por sus efectos empíricos se nos antoja ahora una abstracción mental, después una realidad de naturaleza no existente, aunque actúe sobre lo ente.

En cualquier caso, un misterio metafísico más, con el que opera la física en base a sus efectos y no a su naturaleza real.