Etiquetas

, , , ,

Damos por descontado lo que nos parece obvio, aun habitando un mundo en el que se evaporó el reconocimiento  de lo mínimo evidente. Sin referentes axiológicos compartidos como prioritarios, no hay más obviedad que el deseo de cada sujeto, su ambición, su voluntad y su poder de imponerla a los otros.