Hábitos en los niños

La educación del niño en unos hábitos básicos que ordenen y den significado al día, es una de las claves para que posteriormente integre unos hábitos de estudio de forma natural. Los hábitos básicos serían una cierta rigidez y constancia en los horarios durante los primeros años de la infancia, integrar los alimentos que les van correspondiendo según las indicaciones pediátricas que es también una ocasión de reconocer el crecimiento del niño, intentar aquí con más flexibilidad facilitar el inicio del control de esfínteres, el momento de ir a dormir acortarlo conforme se hace mayor,…Un niño protegido por un mundo ordenado a través delos hábitos y acostumbrado a ir sustituyendo unos por otros tiene más posibilidades que desde que empieza con pequeñas tareas en casa se acostumbre a integrarlas al llegar, después de merendar por ejemplo y que ese espacio vaya madurando con él según sus  necesidades o las exigencias del entorno.

Ser padres, como ser educadores es una tarea paciente y esforzada, a la vez que maravillosa, cuyos frutos son siempre a largo plazo. La razón es que estamos acompañando el crecimiento de personas, cuya vida es larga, y el poso que pueda dejar nuestro estar queriendo a esas personitas se disuelve entre otros muchos y nunca sabemos cuándo dará la cara diáfanamente. Pero, sin duda, la dará, ya que es una labor estructuradora para el infante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s