Etiquetas

, , ,

Fotografiarse para el fin que sea, crea una distancia entre el cuerpo reproducido y el propio que puede generar complacencia o repulsa. La primera es hija del orgullo, la segunda de la decepción pero ambas narcisistas.