Etiquetas

, ,

Un logro no ofusca el paisaje vital, porque se asemejaría a un delirio narcisista que desvelaría sorprendentemente el yacimiento de todo padecer. Así quien sufre el mal de existir y lo encara viviendo no se confunde con un éxito coyuntural.