Etiquetas

, ,

Aquel que no tiene corazón no puede morirse de pena, porque “ya está muerto”