Etiquetas

, , ,

Quizás tras tanta edad bregada y  germinada a forcejeos, uno se siente capaz de vivir, a pesar de la vida misma. Se aferra a su propia convicción y regatea obstáculos, malas praxis y prevalece, como nunca, una fuerza nítida en el interior,  saneando la existencia con un aroma propio, un ser singularizado y autoconquistado.