Etiquetas

, ,

Escribimos a base de intuiciones más o menos ingeniosas. Certezas, ninguna. Si las hubiere la indagación habría perdido su razón de ser y con ella, toda producción lingüístico-artística –incluida la ciencia-