Etiquetas

, ,

Sentirse un patito feo no garantiza convertirse en un cisne. En el cuento infantil, el mismo protagonista se sorprende de la metamorfosis que los otros empiezan a constatar en él. Esto puede indicar, tal vez, que lo que sientes que eres depende de las miradas que te atraviesan como agujas, seas como seas; hasta que, sin saber por qué, los otros ven en ti algo maravillosamente bello, aunque quizás tampoco seas propiamente tú.

Desembarazarse de los juicios ajenos es la base para establecer la propia identidad.