Etiquetas

Tropezamos con nudos interiores casi petrificados de los que no vemos cabo suelto para estirar. Tal vez sea la piedra filosofal que andábamos buscando.