Etiquetas

,

El advenimiento de circunstancias esperadas, no necesariamente minimiza el dolor que generan. En ocasiones, el pavor ante su pronta llegada desata reacciones histéricas que hacen del suceso una hipérbole indigesta.