La vorágine del acontecer

Saturados y sin capacidad de metabolizar la cantidad e intensidad del acontecer, restamos en esa vorágine sin posibilidad de reacción, ni claridad de conciencia, ni cuerpo móvil que manifieste la extenuación. Somos sujetos agentes y pacientes de un mundo sin resortes en el que el suceder –su multiplicidad y constancia volátil- es el recurso para evitar la desintegración.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s