Etiquetas

Extenuados de la reiteración de la misma pesadilla velamos la noche, a fin de disolver ese eco encarnizado que nos desangra las vísceras.