Lo cotidiano

Si el agudo jolgorio de las aves pudiera insuflarnos la esperanza de una nueva primavera, removeríamos la corriente del viento con cada decidido gesto. Pero, decae el silbido conforme avanza el día y con él, un silencio fúnebre sin aire, ni visos de mutaciones inéditas. Las aves solo anuncian el amanecer cotidiano, sin pretensión alguna.

Desenmascarar

El desvelamiento de lo oculto conlleva una abrupta reacción que evoluciona desde la incipiente negación de lo revelado hasta la indignación desmedida por el engaño. Tras ello, la aceptación y resignación melancólica que merma la voluntad, o sea toda potencia de cambio o alteración, ante la evidencia de que lo posible ya fue consumado. Solo [...]

Violaciones, abusos y otras bestias.

Lo que deviene más devastador de algunas sentencias judiciales –la Manada es una más, a pesar del valor simbólico que ha adquirido- no es únicamente la cosificación y el ninguneo de la mujer, sino que dan pábulo para que otros depredadores con una sola cabeza –y no hablo de la que aloja el cerebro- continúen [...]