Etiquetas

,

La vida puede ser un contrasentido si aquello por lo que existimos y persistimos se torna un continuo fracaso que, como un bumerán, regresa para estamparse en el rostro atónito de nuestra incapacidad.