Exigencias

La voluntad se disfraza de un querer aceptado y loable. Pero, tras esa vestimenta algunos perciben intenciones de aumentar las expectativas y la exigencia. Aunque no sea así, y no ocurra más que una excitación de la hipersensibilidad en relación a los temores que conlleva la responsabilidad. Al fin y al cabo, unos quieren lo mejor y esto se muta en un imperativo inapelable en la fina piel de otros.

Las relaciones humanas son un entramado complejo de voluntades e interpretaciones o percepciones de deseos y miedos que fluyen en cada encuentro. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s