Etiquetas

, ,

Alardear de la propia excelencia evidencia la escasez de virtud.