Graduación

 

Hoy se gradúa mi hija y, con ella familiar y personalmente, dejamos de estar vinculados a una escuela que ha formado parte de nuestras vidas, al menos durante veintiséis años.

Como profesora, aprendí y viví momentos diversos, paradójicos e inolvidables. Intenté, siempre, poner a disposición de los alumnos lo mejor de mí, con mis limitaciones y mis errores, pero con una voluntad de educar y estimar a los alumnos que siempre retornó exponencialmente como un bumerang. De ellos guardo mucho en mi interior.

Como madre, satisfecha de la oportunidad que pude brindar a mis hijos de estudiar en una de las mejores escuelas, aunque a la postre todo acabe siendo terriblemente humano, en un sentido nietzscheano. Pero orgullosa del provecho que ellos han sabido sacar de todo cuanto se les ha dado, siendo alumnos responsables y rindiendo al máximo de sus posibilidades académica y humanamente.

Por todo ello, hoy es un día que rasgará el calendario indefinidamente. Sant Ignasi pasa a formar parte de nuestra historia, para lo bueno y lo menos bueno, pero un tránsito sin el que ni ellos, ni yo seríamos quienes somos.

Gracias, añorada escuela.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s