Psique

Desértica y deshabitada psique  anegada de ausencia, plagada de muérdagos que insuflan el hálito residual que la sostiene, protegiéndose con sus púas de todo conato ajeno de arrimo, se aloja en el orco de los muertos vivientes. Rigurosamente, exenta de cuanto podría reparar su destierro, se ha aliado con la nada, condenándose a ser una masa amorfa e inerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s