Átomos del exterminio

Las condiciones de vida son, para muchos individuos, exigencias asfixiantes que les abocan a optar por las diversas formas de  aniquilación que pueden imaginarse. Quien no halla su lugar por anómalo y se le niegan los medios de supervivencia que por dignidad merece, o se le excluye por constituir un apéndice pernicioso para el sistema, o se le condena no por justicia, sino por no aceptar disensiones que cuestionen lo incuestionable, acaba expelido como un insecto con  la pretensión oculta de que ese individuo mismo se pulverice.

Lo que no perciben algunos es que esos individuos abatidos son más en cantidad y, a menudo,  también en calidad humana. Lo cual y como  colofón es lo más relevante para mantener una forma de vida que solo se sostiene formando parte del sistema exterminador. La mayoría no constituimos más que átomos de esa bomba nuclear.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s