Ternura

No hay comentarios

La ternura es una emoción bien escasa en un mundo colmado de crueldad e insensibilidad, necesarias ambas para resistir a las contingencias ruinosas que suelen esparcirse por doquier. Pero, por fortuna, esos ínfimos,  micros espacios en los que nos vemos atrapados por esa terneza vivificante, son reductos privilegiados que perduran en nuestra memoria emocional como  un bien, casi inmerecido por la propia truculencia autoprotectora.

Quizás sin esos tiempos de benevolencia tierna, no sería perdurable, aunque negada,  la sensibilidad que nos caracteriza como humanos.

Andamos faltos de coraje para manifestar emociones que nos hacen vulnerables,  pero ¿qué valor tiene una vida necrosada, si lo más valioso que poseemos reside en esa sensibilidad, emotividad que nos ensambla con los otros, culminando una necesidad oxigenante?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s