La inutilidad de lo inútil: contra el utilitarismo universal.

No hay comentarios

Desde una lógica de lo útil, somos en apariencia altamente ineficaces. Producimos relatos fantásticos y metafóricos espléndidos estéticamente, inmensidad de literatura mediocre, ritos sociales de celebración o duelo, utilizamos nuestro tiempo de ocio a veces con coste nimio, acudimos a las plazas a charlar,…y un sinfín de actuaciones poco relevantes para el bien de la mayoría, que es el que desde esta instrumentalizada razón debería prevalecer.

Probablemente indagando en cada una de los mencionados actos, podríamos evidenciar un cierto residuo de utilidad que sirve a los fines del sistema, pero siguen siendo en ocasiones tan indirectos que su eficiencia resta en cuestión.

No es ninguna novedad el intento de reformular el concepto de utilidad, como ya se hizo eco de ello Nuccio Ordine en la evocación que hace de un texto de Pierre Hadot,en su obra que lleva por título el oxímoron La utilidad de lo inútil:

“Y es precisamente tarea de la filosofía

el revelar a los hombres la utilidad de lo inútil

o, si se quiere, enseñarles a diferenciar

entre dos sentidos diferentes de la palabra utilidad”[1]

A pesar de estos acometidos, me resta cierta duda de si el intento es cercenar lo útil como criterio, que sería según mi perspectiva lo deseable, o argumentar y demostrar que lo que se nos muestra como inútil es ciertamente útil en un sentido espiritual, mental, o de nutrición propia. Si fuera este el caso, como creo haber percibido, me vería en la exigencia de rechazar el amago de reformulación de un criterio de valoración que deviene  erróneo desde su raíz.

En una época utilitarista lo revolucionario debe residir en descuajeringar argumentativamente el criterio de validez de algo, y proponer una alternativa cuya consistencia responda cabal y esencialmente a lo que constituye la condición humana. Por ello, oso sugerir que el concepto de utilidad es apropiado para las cosas que han sido elaboradas teleológicamente, y que este criterio ayuda a dirimir si la cosa es como debería ser para la consecución de un fin. La dificultad surge cuando nos apercibimos que todo cuanto pertenece a la naturaleza, incluidos nosotros mismos, somos a día de hoy un misterio insondable. Claro está que desde una perspectiva evolucionista podría casi aplicar el criterio de utilidad como capacidad de supervivencia y de adaptación. Pero recaeríamos en el uso universal de un criterio único para valorar entes de naturaleza o disposición diferente y diversa. Sería casi como imponer un paradigma mecanicista para ubicar lo valioso y menospreciar lo que no lo es, encapsulando todo cuanto hay como si fuese homogéneo.

Así, me opongo a esa revisión del concepto de lo útil y apuesto por una enmienda a la totalidad como criterio universal de enjuiciamiento de todo. Y es que, huyendo del positivismo homogeneizador, sostengo que no puede reconocerse la universalidad de criterio alguno, sino que cada ente por su condición debe ser indagado, conocido y descubierto desde sí y en su contexto.

Por tanto, entendiendo la voluntad de Hadot y Ordine, considero que no podemos ceder al imperio de la utilidad porque contribuimos a su arraigo y expansión. Desde este denostado paradigma, la filosofía, el arte, la literatura, gran parte del ocio, y de una multitud de actos que llevamos a cabo son, ciertamente, inútiles… ¿Y qué? ¿Responde a su naturaleza la utilidad utilitarista? ¿Es el Universo en su inmensidad algo “útil”, para qué? ¿Qué pasaría si en vez de algo hubiera nada? –Invirtiendo la cuestión crucial planteada por Leibniz-

Reconsideremos las cuestiones aquí sugeridas y despojémonos del pragmatismo que esclaviza el desarrollo pleno de lo humano –sea este el que sea, aunque devenga aun una incógnita-

[1] P.Hadot, “Eejercicios espirituales y filosofía antigua”.Ed.Siruela 2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s