Filosofía: urgencia y relevancia

4 comentarios

Hoy, una alumna de bachillerato de la comunidad de Asturias me preguntaba vía twitter cuáles son los problemas más urgentes que debe afrontar la Filosofía en la actualidad. Lamentándome de que esta red social no deja espacio más que para empezar a formular la respuesta, he intentado, a pesar de todo dejar patente que lo urgente es aquello que ya intentara Rawls en su “Teoría de la Justicia” y que consiste en indagar las condiciones de posibilidad en que una sociedad puede ser justa.

Las situaciones de desigualdad abismales entre una minoría poderosa económicamente y el resto de humanos del planeta –hay estimaciones que hablan del 80%- deben ser resueltas para que podamos hablar de un cierto grado de justicia en las sociedades humanas. La tarea de la Filosofía Política consiste en dilucidar que exigencias son necesarias para abolir los sistemas de injusticia que dominan hoy la diversidad de sociedades y las subsiguientes consecuencias, que podríamos resumir diciendo que la esclavitud es el mecanismo relacional entre la minoría dominante y el resto.

No se trata, por tanto, de que la Filosofía se disuelva en  política porque entonces perderíamos la perspectiva externa para proceder a una crítica de los anclajes que sustentan un sistema inhumano.

Hasta aquí hablaríamos de lo urgente, que sabemos no siempre coincide con lo más relevante. Así, lo significativo, desde mi punto de vista de la Filosofía acaba siendo, tal vez, la cuestión formulada por Camus en “El mito de Sísifo” y es si vale la pena vivir, o más crudamente expresada ¿por qué no me suicido? El problema del sentido se revela de esta forma como el sustancial, ya que si la respuesta es negativa ¿para qué pensar sobre nada más? Ahora bien, si decidimos –y lo entiendo como una opción subjetiva- que sí vale la pena vivir, debemos identificar las razones que hacen de la vida algo con valor. Por supuesto, que se pretendan establecer universales al respecto, me parece un despropósito si tenemos en cuenta que solo el sujeto que vive puede dar cuenta de por qué vive y de si quiere o no hacerlo. Es decir, si a pesar de ser Sísifos impotentes ante el peso de la vida merece el esfuerzo de seguir acarreando con él y volver indefinidamente a recomenzar desde el punto de partida cuando los reveses existenciales nos lleven a la desesperación.

Debemos resolver reiteradamente qué hacer, como diría Cioran, con el inconveniente de haber nacido.

En síntesis, la Filosofía debería ser una crítica orientada a buscar mejores formas de vida y a dilucidar si, en última instancia, esta merece la pena.

Plural: 4 comentarios en “Filosofía: urgencia y relevancia”

  1. Estupenda reflexión Ana. A mi me gusta aplicar eso de “Lo más arriesgado de la vida es vivir, y aun así nadie quiere dejar de hacerlo”, el problema es que muchos, y a veces nosotros mismos, nos empeñamos en vivirla mal. De no extraer de ella lo bello que se nos da.

    Le gusta a 1 persona

  2. la Filosofía debería ser una crítica orientada a buscar mejores formas de vida y a dilucidar si, en última instancia, esta merece la pena.

    Pues, personalmente, creo que estamos cada vez más lejos de conseguir esto. Un saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s