TORTURA MENTAL

2 comentarios

Hay batallas que se lidian en la mente bajo el inoportuno martilleo de una amalgama de ideas inconexas. La presión externa posee tal intensidad que nos mantenemos ateridos, casi inertes ante la posibilidad de una implosión que esparza nuestros sesos por doquier. Ante tal circunstancia, refugiarse en el lecho con Morfeo, auxiliados acaso por algún dopaje, sea la salida más rauda y segura.

Tras este impase de protección, debemos retomar el estado de vigilia y entreabriendo un ojo, y posteriormente el otro, centrarnos en captar la presencia de esa tortura que desestructura. Y, solo cuando percibamos un descenso notable de los decibelios internos, sostener ese padecimiento que se ha tornado más liviano.

Porque pretender sobrevivir al propio sabotaje vital, sintamos o no la causa como externa, es un propósito casi divino y escasamente humano.

Plural: 2 comentarios en “TORTURA MENTAL”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s