“El viajero emocional” Carlos Villarrubia. Presentación de la obra en L’HospitaletLl.

Un comentario

Ayer asistí a la presentación del libro “El viajero emocional” de Carlos Villarrubia –al cual felicito desde este blog- en la biblioteca Tecla Sala de L’Hospitalet de Llobregat. Público diverso en muchos aspectos, pero también algunos de ellos muy vinculados a la ciudad y,en particular, al barrio de Santa Eulàlia.

No fue una presentación al uso, intelectual y academicista a las que personalmente estoy más habituada, sino una escenificación de ese viaje emocional representado por cantautores, poetas y profesionales de la radio que se sumaron a esa explosión artística de sentimientos. Y sobre todo, un recorrido por momentos puntuales de la biografía del autor que han marcado su propio “viaje emocional”.

El autor recurriendo a la ironía se autodefinió como un “obesito emocional” en cuanto expresaba ese sentirse desbordado de amor, que era a la postre el sentir más sanador y pleno al que parecía rendirse homenaje junto a Villarrubia.

El espectáculo, o así lo calificaría personalmente, me hizo trasladarme ipso facto a las personas que viven otras experiencias emocionales: lo que en contraposición a la expresión de Carlos, sería la “anorexia emocional”.

Dilucidando sobre la cuestión, creí entender que un anoréxico emocional no es aquel carente de sentimientos intensos, sino quien se ve devorado y descuartizado por sus propias emociones y no puede más que recurrir a corazas que le protejan de sus propias emociones y, acaso, sirvan de recaudo a los demás.

También, intuí que la literatura puede ser concebida desde perspectivas variadas. Porque una cosa es escribir y hacerlo con maestría, y otra muy distinta es que el literato se exponga públicamente desde un viraje emocional, que quizás está transversalmente en su obra reflejada con toda la gama se sentimientos que podemos experimentar los humanos, pero que no cree necesario traslucir en sus presentaciones más que como referencias significativas de la obra que nace en ese contexto a la luz pública.

Seguramente lo que defina –sin pretensión de delimitación- a Carlos Villarrubia es que su polifacética producción artística no puede ser presentada más que como espectáculo. Respetando, por supuesto otras maneras de corte más tradicional que se acomodan mejor a la idiosincrasia de otros autores.

Así, la presentación devino una explosión artístico-emocional que sea con mucha probabilidad una fiel exposición de su obra y, en concreto, del viaje emocional que Villarrubia propuso ayer como rito iniciático de su poemario.

Lo tengo encima de mi mesa, esperando turno. Pero el hecho de haber asistido ayer a ese acto me sirvió de anticipo de a qué voy a enfrentarme con este “viajero emocional”, que podrá generar muchas cosas en los lectores, pero creo poder garantizar que un efecto será una excitación de esa parte no racional que tal vez dirija nuestras vidas más de lo que creemos.

Singular: 1 comentario en ““El viajero emocional” Carlos Villarrubia. Presentación de la obra en L’HospitaletLl.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s