Etiquetas

Mientras sigan derramándose cadáveres por doquier, de niños tullidos y jóvenes y adultos sin rostro ni alma, habrá responsables que deberán dar cuenta de lo que no hicieron y debían hacer y asumir las consecuencias reconociendo lo que sí hicieron y no deberían haber hecho nunca. Huracanes, terremotos, inundaciones, guerras eternas y acciones humanas que deliberadas que prescinden de las vidas de muchos priorizando el bien de algunos.