Etiquetas

,

Los derechos humanos son una declaración formal de principios que enmascaran la verdadera voluntad de los que subscriben cínicamente tal engaño. Ni corresponden por naturaleza, como se ha demostrado, ni se otorgan, de facto, por condición civil.  Tan solo se vocean en los discursos políticos como maquillaje del benefactor.