Etiquetas

Estos días solemos recuperar cierta candidez e ingenuidad que se evaporan con el final de las fiestas navideñas. Quizás sea una impostación de la hipócrita exigencia religioso-social, o una escenografía ansiada y representada con placer anualmente.