Escritores en las redes sociales

No hay comentarios

Los que publicamos en la redes sociales debemos tener conciencia de que el tiempo de actualidad de una publicación es excesivamente breve. En las primeras horas acuden la mayoría de lectores que tendrá el escrito, y a partir de ahí lo publicado pasará a órdenes menores de interés. Podrán acudir visitas esporádicas, pero no harán variar sustancialmente el conjunto total de lectores. Los que escriben como si sus textos fueran destinados a revistas de opinión, periódicos o incluso libros compendiados, dedican unas horas de trabajo desproporcionadas a elaborar su artículo en relación a la vida y reconocimiento que este encuentra, y seguramente en relación a su calidad  se sentirán a menudo menospreciados y ninguneados.  Así, las redes sociales se acaban convirtiendo en redes de asfixia y frustración de buenos críticos y escritores que no acaban de conectar con el tempo, ni la dinámica de estas redes.

La solución no creo que sea que estos se  retiren y guarden sus escritos en un reducto inalcanzable para un grupo selecto que los rodea. Mucho perdería la difusión de la cultura a través de internet y la de ese otro grupo de internautas que hace un uso más pausado e ilustrado de la red, que también existe. Tal vez de esos no tenemos noticia, pero son también lectores de nuestros textos y agradecidos de la calidad y el trabajo que emanan.

Por lo tanto, difundir artículos a través de la redes sociales es una estrategia que no nos cuesta esfuerzo y podemos servir de punto de partida o arranque a otros que se dediquen a esta ardua tarea de repensar y reconocer el mundo. Otra cosa es que pongamos el sentido de escribir en la difusión a través de las redes. Entiendo que estos pueden ser siempre frustrantes, tanto como la búsqueda de una editorial que se digne en publicar propuestas ciertamente interesantes.

Digamos pues, que tal vez ponemos en las redes las expectativas que vemos tan difícil de cumplir a través de los medios tradicionales: periódicos, revistas, libros. Creemos en un principio que este nuevo camino va a permitirnos obtener lo que hasta ahora era idílico, y con el tiempo comprobamos que la red no es una panacea en este sentido, sino que, aunque nos permite llegar a un público que nuca llegaríamos, no nos permite poder escribir y vivir de ello, que es la aspiración oculta de todo escritor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s