Etiquetas

, ,

Los gestos sinuosos, esquivos y seductores de un adolescente que serpentea sus huidas, se asemejan al cortejo de otras especies. Aunque son el preludio del fin de toda estrategia.