Etiquetas

, ,

La noche selló una puerta que aún no ha sido vulnerada, entre los balbuceos angustiosos de unos padres que aguardan el regreso, ante el que fingirán normalidad, de quien vuela acaso por volar.