Etiquetas

, , ,

Somos ínfimos y diminutos ante la enormidad de lo que al suceder nos desborda. Nosotros, arrogantes y vanidosos, presuponiendo que podíamos doblegar el mundo acabaremos centrifugados por el remolino de nuestra huracanada temeridad.