Etiquetas

, , ,

“Dime  con quién andas y te diré quién eres”. Presupone el refranero la necesaria homogeneidad de los individuos para que puedan relacionarse. Aunque, a priori, la mayoría negaríamos está aserción, debemos reclinarnos, en parte, ante el saber popular que emana de la experiencia de estos dichos, si somos capaces de reconocer que en situaciones de conflicto, cuando se tensan las emociones al máximo, quizás solo seamos capaces de andar con los que sean a imagen y semejanza de nosotros mismos.