Etiquetas

, , ,

La poca humanidad que me habitaba acaba de despedazarse de cuajo, de auténtica vergüenza. Ante esta imagen que aparece acompañada en algún medio de que el hambre ha aumentado en el mundo en un año un 38%, sin ninguna portada periodística, ni debates televisivos, ni alarmas políticas que supongan medidas extraordinarias, como si no pasara nada. Las noticias son la independencia de Catalunya, las bravuconadas de Corea del Norte, los vestidos de la primera dama americana, o los logros deportivos,…pero de esos millones de personas, muchos niños entre ellos que sufren una muerte escabrosa como debe ser la de perecer de inanición, ni una puta palabra, ni un maldito gesto en este mundo de sobreabundancia para los que dominan y discuten sobre lo que les parece relevante. Y nos arrastran a todo esa zona ciega de inhumanidad.
Personalmente, siento el peso de vivir en un mundo en el que la mayor parte de la población muere así, y yo actúo como si nada fuera conmigo, cuando seguramente es la mayor atrocidad que todos estamos cometiendo.Hambre-696x476